La caza que se está zarandeado entre el viento entre tormentas

amarseas

Yo estaba en calma mientras parecía que rugía una tormenta en mi alma, sentada observando el atardecer como se palpa la lengua de un animal, una vaca, entre el enredado lindero de la montaña. Yacimientos nunca vistos, momias purpureas y doradas frente a frente, fenómenos como auroras boreales que sueñan todos y todas. Yo, en el fondo me aburro de todo, pero hace poco leí en un libro que el tiempo es el vivido no el que se ha ido, y, en el fondo todos seremos perdidos entre brumas y nieblas. Porque en el trasfondo del olvido siempre habrá algo que es positivo y posible. No veo la vida como negacionista ni como Agatha la española famosa por sus diseños, pero he admirado a cada ser, por ser lo que definen como poco o nada a mucho, tanto como a aquellos que ya no serviremos tanto al parecer. Y es…

Ver la entrada original 150 palabras más

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s